Restablecer 2019

Reset 2019 / Restablecer 2019

 Published on Jan 6, 2019 / Publicado en 6 de enero de 2019

Bienvenido al primer episodio de La Vida Inspirada Bíblicamente del 2019. Esta es una gran oportunidad para restablecer tu vida y comenzar con el pie derecho.

En el capítulo 5 de Efesios, versículo 16, dice: “Redimiendo el tiempo, porque los días son malos”. Recientemente estuve hablando con Baruch acerca de este mismo versículo y él estaba diciendo que la redención tiene que ver con los planes y propósitos de Di-s. Pienso que nosotros, como creyentes, queremos participar en los planes y propósitos de Di-s. Entonces, para hacer eso, creo que debemos obedecer la Palabra y también estar en la Palabra, estudiar y saber lo que Di-s tiene reservado para nosotros y cuáles son sus planes realmente. Entonces, el primer paso para hacer eso en el 2019, para mí, es tener una vida de estudio Bíblico más organizada.

Estudiar la Palabra de Di-s puede ser dificultoso. Podemos saltar a diferentes versos que tienen que ver con lo que estamos pensando en ese día en particular. Cuando hacemos eso, eso deja enormes brechas en nuestra vida de estudio Bíblico. Así que me gustaría animarles a ustedes, y a mí misma, este año para comenzar un programa de estudio Bíblico que sea metódico y organizado.

Un par de opciones para eso es hacer un programa de  “leer a través de La Biblia”, otra es, quizás, estudiar los libros de la Biblia con Baruch en loveisrael.org o algún otro programa que encuentren organizado y metódico.

Lo segundo es hacer un seguimiento de tu vida de oración. Es muy importante para nosotros darle seguimiento a nuestra vida de oración y prestar atención a lo que Di-s nos está diciendo. La oración no es simplemente que hablemos con Di-s, que le digamos nuestras peticiones y nuestras necesidades, sino que también es el sentarnos en silencio y escucharle a El al hablarnos.

Así que tengo un par de opciones aquí. Una de ellas es obtener un cuaderno sencillo y hacer un seguimiento de tus oraciones. Otra opción, tengo esta, que es como un planificador devocional donde tiene lugares para peticiones de oración y alabanzas y puede hacer un seguimiento de ellas. Entonces, algo en ese sentido puede ayudarles a organizar su vida de oración y rastrear sus oraciones un poco mejor.

La tercera área de nuestras vidas, que es muy importante, es nuestra relación con los demás. Ya sea familia, amigos o compañeros de trabajo o incluso personas que conocemos casualmente, las relaciones son una parte muy importante de nuestras vidas. Para aquellas personas con las que tenemos relaciones cercanas y saludables, hagamos nuestra parte para tratar de cultivarlas y hacerlas crecer en el próximo año, ya sea a través de llamadas telefónicas, tarjetas, juntarnos para tomar una taza de café, solo escucharnos y crecer juntos y animándonos unos a otros, porque los tiempos son malos y, a medida que las cosas empeoran, realmente necesitamos tener estas relaciones cercanas con otros creyentes.

Hay otras relaciones en nuestras vidas que son tóxicas y esas necesitas evaluar y ver con qué frecuencia es necesario que te involucres con esas personas. Si son compañeros de trabajo, me doy cuenta de que generalmente es una base diaria y allí, debemos ser muy profesionales, tranquilos y amables, porque, ya sabes, es fácil amar a quienes nos aman, pero no es tan fácil amar a quienes nos odian. Una vez tuve un jefe al que le gustaba señalar que los creyentes eran débiles y estúpidos y, ya sabes, pensó que de alguna manera me cambiaría a mí y a mis creencias, pero eso me hizo más fuerte. Quiero animarte por que esos compañeros de trabajo no tienen lo mejor para ti en su corazón, lo cual sabes, pero debemos amarlos de todos modos.

Pero hay otras relaciones de las que quizás debes alejarte. Pueden darse cuenta de que se han equivocado y acercarse a ti y pedirte perdón y, por supuesto, se nos exige que perdonemos, pero no tenemos que someternos a relaciones tóxicas constantes con personas que no tienen intención de cambiar de opinión hacia nosotros y de tratarnos de una mejor manera.

La cuarta área de mi vida en la que trabajaré este año es el aspecto físico. Todos conocemos el versículo que habla de eso, que, como creyentes, nuestros cuerpos son el templo del Espíritu Santo. Es muy importante para nosotros cuidarlos, ya sea comer adecuadamente, hacer suficiente ejercicio o dormir lo apropiado, necesitamos cuidar nuestros cuerpos porque Di-s nos ha confiado el hacer eso y es un aspecto importante.

Así que, en el próximo año, hay muchos aspectos de nuestras vidas que cuidar, ya sean espirituales, físicos, mentales, emocionales y espero que se centren en eso y hagan un esfuerzo por mejorar esas áreas de su vida; como yo busco hacer lo mismo.

Di-s te bendiga hasta el próximo episodio.