El Matrimonio Como Convenio

El Matrimonio Como Convenio

Published on Oct 28, 2018 / Publicado el 28 de octubre de 2018

Rivka: Hola. Bienvenido a La Vida Inspirada Bíblicamente.

Hoy vamos a comenzar una nueva serie llamada, Lunes de Matrimonio (Marriage Mondays). Este es mi esposo, Baruch, y cada semana vamos a sentarnos juntos a discutir algún aspecto del matrimonio.  Y hoy, le he pedido a Baruch que se siente conmigo y discuta el concepto del matrimonio como un pacto bíblico.

Baruch: La mayoría de la gente sabe que la palabra pacto es otra palabra para acuerdo. Otro aspecto del pacto es que, uno de los propósitos de un pacto es mantener la relación. Pero el matiz para la mayoría de las personas es que no saben que el matrimonio es un pacto. El libro de Malaquías dice eso expresivamente, que el matrimonio es un pacto. Y lo último que diré sobre el matrimonio como un pacto es que, como todos los pactos en las Escrituras, el propósito principal es que esa relación del pacto glorifique a Di-s.

Rivka: Eso es correcto. Sin embargo, eso es muy contrario a la sociedad actual. La mayoría de las personas que escucho, hablan de matrimonio de manera de… cómo me hace feliz mi cónyuge, cómo me completa mi cónyuge y cosas de esa naturaleza. Entonces, estás diciendo que es totalmente opuesto, básicamente, y así es como nosotros, como pareja, trabajamos juntos para glorificar a Di-s.

Baruch: Bueno, las Escrituras dicen que todo lo que es bueno y perfecto, toda dádiva buena y perfecta, proviene del Cielo. Entonces, mientras nos esforzamos en nuestra relación para glorificar a Di-s, para complacerlo, para servirle a Él, esas cosas buenas, amor, satisfacción, alegría, todas esas cosas buenas en las que pensamos, que queremos que sea el matrimonio, y pueden serlo, pero se derivan de Di-s. No se originan entre tú y yo en y por nosotros mismos.

Rivka: Creo que muchas personas están preocupadas por el hecho de sentirse muy lejos de su cónyuge, en el sentido de que el cónyuge no quiere acercarse más al Señ-r. Pero creo que, como individuo, a medida que nos acercamos al Señ-r, realmente nos acercaremos más a nuestro cónyuge.

Baruch: Me he sentado muchas veces con parejas, y tal vez una de ellas está mucho más cerca al Señ-r, y una ha sido obediente y se están dando por vencidos. Y ellos están diciendo, ¿por qué debería continuar? Porque él no es o ella no. Pero somos individualmente responsables de nuestra propia obediencia al Señ-r. Y solo porque un cónyuge se haya apartado o esté en un estado de desobediencia o no tenga el mismo compromiso espiritual, debemos darnos cuenta de que, mientras el otro se acerca a Di-s, es fiel a sus responsabilidades en ese pacto matrimonial, eso es una invitación para que Di-s entre al matrimonio y vaya a trabajar. La Biblia dice que, como creyentes, somos su obra. Como pareja, Di-s quiere trabajar en nuestro matrimonio y Él puede transformar a ese individuo. Ya sabes que has intentado decirme que tengo que cambiar de esta manera o de esa manera y no has tenido mucho éxito en lograrlo. Pero Dios es capaz de hacerlo. Entonces, en cuanto eres fiel, Di-s entra y Él me revela las cosas de una manera que el cónyuge, ya sea el esposo o la esposa, nunca podrían hacer por sí mismos.

Rivka: Entonces, creo que una de las cosas que está diciendo es que, si se encuentra uno en una situación que es difícil y siente uno que tal vez su cónyuge no está llevando su parte en la relación de pacto, la responsabilidad es de acercarse cada vez más al Señ-r y orar por ese cónyuge, orar para que él o ella se acerque más al Señ-r, no para que se conviertan en lo que tú quieres que sean.

Baruch: Muy bien dicho. Otro aspecto es que el pacto matrimonial debe manifestar el carácter de Di-s. Y una de las cosas que dice la Escritura en el judaísmo, también lo dice en la Escritura, pero habla de los 13 atributos de Di-s y uno estar sufriendo por mucho tiempo. Entonces, incluso si estamos teniendo problemas y el matrimonio no es una fuente de alegría, felicidad y satisfacción, mientras que somos fieles a el, amando a nuestro cónyuge e incluso sufriendo, eso aún manifiesta la gloria de Di-s. Es un testimonio de nuestro compromiso con Él y no solo lo glorifica, sino que también es un testimonio para los demás. Eso es tan importante. Como Di-s usa a Israel y como Su relación con Israel es un testimonio, nuestra relación con los demás puede ser un testimonio para los no creyentes o compañeros creyentes en el poder de Dios en el pacto marital.

Rivka: Eso es cierto. Y solo quiero dejarles con el pensamiento final de que Di-s, en Su relación de pacto con nosotros, ha sido muy paciente. Y en su relación con Israel, ves que Di-s es fiel a ese pacto. Aun con la incredulidad de nosotros o de Israel, Él todavía es fiel al pacto.

Baruch: Cuando no lo somos. Él lo es.

Rivka: Eso es correcto. Así que, gracias por acompañarnos hoy. Esperamos que nos acompañe la próxima semana, donde hablaremos sobre otro aspecto de la relación matrimonial.